Spain Dreams. ABC de alojamiento vacacional y turismo en España
Cambiar idioma
Ir al menú
Alojamiento vacaciones
Vuelos, alquiler coches
Turismo activo
Eventos, incentivos
Cata de vinos, quesos
Gastronomía, vinos
Restaurantes
Spa urbano - balnearios
Alquiler de pisos
Venta de pisos
Poster
Mapa de España
Callejero e itinerarios
La costa española
Rutas interesantes
Ciudades
Arte en España
Enlaces de interés
Añadir URL
Anúnciate
Boletín noticias
Quienes somos
Aviso legal
 
Que hacer en tu tiempo libre en Barcelona, España
 
 
qué ver en: Barcelona
Alrededores
Museos en Barcelona Museos: La Rambla La Rambla Fundación Gala-Salvador Dalí
La Barcelona Olímpica La Barcelona Olímpica Las Fuentes de Montjuic Las Fuentes de Montjuic (& webcam)  
La Ruta del Modernismo La Ruta del Modernismo Paseo de Gracia & Rambla Cataluña Paseo de Gracia & Rambla Cataluña  
¡ pronto más info !
 
Fundación Joan Miró Real Monasterio de Pedralbes
Museo Picasso Horario: M-S/ Festivos:10-20/ D:10-15 H
ver mapa

El Museo Picasso de Barcelona constituye un testimonio claro de las ataduras que unieron a Pablo Picasso con la ciudad de Barcelona. Aquí no solamente consolidó una sólida formación académica sino que la efervescencia artística que vivió, constituyó el motor de arranque que le abrió el camino hacia la modernidad.

El museo posee la colección más importante y exhaustiva de las obras de juventud y formación de Pablo Picasso, muy especialmente las que realizó entre 1895 y 1904, años en que el joven artista residió en nuestra ciudad.

La sólida y convencional formación académica que, bajo la tutela paterna, recibió el joven Picasso entre 1891 y 1897 en las escuelas de Bellas Artes de La Coruña, Barcelona y Madrid, esta bien representada por una serie de obras que muestran el dominio del artista en la consecución del oficio, como también sus incursiones en los certámenes oficiales, que dieron lugar a obras clave en su formación, como Primera comunión (Barcelona, 1896) y Ciencia y caridad (Barcelona, 1897).

Sus relaciones con el modernismo catalán y, más concretamente con los artistas e intelectuales que tenian su lugar de encuentro en el mítico establecimiento de Els Quatre Gats, quedan reflejadas en una serie de obras, especialmente en los retratos que realizó de diversos contertulianos de la cerveceria. Esta aproximación a la vanguardia catalana fue el desencadenante de sus primeros viajes a París, que supusieron la aparición de obras de un marcado carácter postimpresionista y de un estridente cromatismo tal y como se demuestra en su obra La Nana y Margot (París, 1901). A este período polícromo le sucede la "Época Azul" (1901-1904) dominada por la monocromia de las tonalidades azules, representadas con obras tan importantes como El Loco, o Desamparados, y la "Época Rosa" (1905) que esta representada con el retrato de la Señora Canals.

Son también destacables el importantísimo conjunto de obras realizadas en 1917, año de su colaboración con los Ballets Rusos de Diaghilev y las magníficas pinturas del año 1957 que configuran la serie de Las Meninas, espléndido ejercicio analítico a partir de la obra de Velázquez. El museo posee también una amplísima representación de la obra grabada y litográfica que el artista practicó prolíficamente, como también un conjunto de 42 piezas de cerámica cedidas por Jacqueline Picasso en el año 1982.

El Museo Picasso ocupa cinco palacios medievales, Aguilar, Baró de Castellet, Meca, Casa Mauri, i Palau Finestres, que a lo largo de los siglos han sido objeto de diversas restauraciones. Destaca la realizada por el Barón de Castellet en el siglo XVIII, en uno de los salones de la planta noble del palacio que lleva su nombre. En los Palacios Aguilar y Finestres todavía subsisten elementos medievales como las vigas pintadas de una de las salas de la planta baja.

 
Fundación Joan Miró
M/MX/V/S:10-19/ J:10-21.30/ D/Festivos:10-14.30 H

La fundación nació por iniciativa de Joan Miró y gracias a las donaciones del artista a su ciudad natal. Abierta al público desde 1975, Miró la había concebido como un centro vivo donde los estudiosos y el público en general pudieran conocer, además de su obra, las tendencias del arte contemporáneo.

La exposición permanente de una parte importante de la colección de obras de Miró pertenecientes al fondo de la fundación, permite un recorrido a través de la creación del artista, desde los primeros dibujos realizados en 1901 hasta las pinturas de gran formato de la última época. Asimismo, las obras expuestas ponen en evidencia la riqueza y variedad del universo mironiano, en el que están presentes técnicas tan diversas como la pintura, el dibujo, la obra gráfica, la escultura o los tapices. Las colecciones de la fundación se completan con la Fuente de mercurio de Alexander Calder -que en 1937 figuró en la Exposición de París junto al Gernika de Picasso y El segador catalán de Joan Miró- y una colección de obras de artistas contemporáneos cedidas en homenaje a Joan Miró.

La Fundación Joan Miró, como Centro de Estudios de Arte Contemporáneo, organiza exposiciones temporales con la intención de dar a conocer a los grandes artistas y temas del arte del siglo XX. Además, ofrece un espacio de exposición a las propuestas de los artistas y temas del arte del siglo XX así como a los artistas más jóvenes, y programa periódicamente conciertos de música contemporánea, proyecciones de vídeo, seminarios, etc. Conectar a las vanguardias con las manifestaciones más actuales de la creación para vincularlas a la experiencia, es el objetivo de la fundación. Josep Lluís Sert, gran amigo de Miró, diseñó el edificio con una clara evocación mediterránea, concibiéndolo como una estructura arquitectónica abierta y luminosa: las terrazas dominando la ciudad, los patios interiores y los juegos de volúmenes recrean un conjunto de relaciones armónicas entre la arquitectura y el paisaje.

 
Real Monasterio de Santa Maria de Pedralbes
M-D/ Festivos:10-14 H

El Real Monasterio de Santa Maria de Pedralbes es un conjunto monumental histórico-artístico de primera magnitud. Fue fundado en el año 1326 por el rey Jaime II el Justo y Elisenda de Montcada, su cuarta y última esposa. Al morir el rey, en 1327, la reina habilitó algunas dependencias ya construidas del conjunto claustral a las que añadió las restantes habitaciones hasta configurar el Palacio, donde residió los últimos treinta y siete años de su vida.

El Monasterio de Pedralbes es una buena representación de edificio medieval de los siglos XIV y XV en cuanto a estructura y formas góticas se refiere. La iglesia, el claustro -uno de los más espaciosos y armoniosos del mundo-, la celda de Sant Miquel con magníficas pinturas murales de Ferrer Bassa (1346), el sepulcro de la reina, las celdas de día -donde las monjas gozaban de unos escasos ratos de aislamiento-, son de visita imprescindible. En la Sala Capitular se han reunido las piezas de arte más significativas, tanto de pintura como de cerámica y muebles. Estancias como la enfermería, la cocina, el refectorio, las procuras, así como los bienes muebles que se exponen, mantienen vivo el ambiente que se respiraba en un monasterio de clausura, porque estas estancias se muestran como si aún las habitasen las religiosas que las utilizaron.

El monasterio fue declarado en 1991 monumento histórico-artístico de carácter nacional y una parte de sus dependencias siguen manteniendo el carácter de clausura. Las colecciones que actualmente se exhiben en el museo son patrimonio de las monjas clarisas. El antiguo dormitorio de las monjas y la Cámara Mayor del Palacio de la reina Elisenda, que en la última rehabilitación han recuperado se esplendor, alojan desde 1993 una cuidada selección de arte medieval, renacentista y barroco de la Colección Thyssen-Bornemisza.

 
Museo de Arte Moderno
M-S:10-19/ D/Festivos:10-14.30 H

Las colecciones del Museo de Arte Moderno enlazan con las del Museo de Arte de Cataluña hasta completar un arco cronológico que abarca desde el siglo XI hasta el XX. Los fondos que hoy se conservan en el edificio del parque de la Ciutadella, ilustran de manera clara y sintética el camino recorrido por el arte catalán durante el siglo XIX y las tres primeras décadas del siglo XX. Las obras más antiguas de las colecciones de este centro corresponden al estilo neoclásico, representado por artistas tan significativos de esta tendencia en Cataluña como el pintor Josep Flaugier, que creó el primer museo público de pintura en Barcelona, y el escultor Damià Campeny. Dentro del Romanticismo se pueden contemplar las composiciones de Claudio Lorenzale, Pelegrí Clavé y Joaquim Espalter y los paisajes de Lluís Rigalt. Entre los artistas del siglo pasado sobresale la personalidad de Marià Fortuny, que cultivó la pintura de temas morunos, si bien su reconocimiento internacional se debe a la práctica del denominado "Preciosismo". Las obras de Ramon Martí i Alsina, Antoni Caba, Simón Gómez y Benet Mercadé definen el Realismo, movimiento muy arraigado en Cataluña, debiendo destacarse asimismo los paisajes de Joaquim Vayreda, máximo representante de la escuela de Olot.

El museo ofrece una visión global y completa del Modernismo, que expresa perfectamente lo que significó este amplio movimiento que renovó la ciudad de Barcelona. Así, podemos contemplar pinturas de los modernistas de la primera generación, liderada por Santiago Rusiñol y Ramon Casas. Joaquim Mir, Isidre Nonell o Francesc Gimeno son pintores de fuerte personalidad pertenecientes a la segunda generación modernista; entre los escultores del movimiento destacan Miquel Blay, Eusebi Arnau, Enric Clarassó y Josep Llimona. Las artes decorativas, de tanta importancia dentro del Modernismo, también están bien representadas, con muebles de Joan Busquets, Gaspar Homar y Antoni Gaudí. El Noucentisme, movimiento de amplio alcance cultural que propugnaba un retorno al Clasicismo, está presente con las esculturas de Josep Clarà, Enric Casanovas y Manolo Hugué y las pinturas de Joaquim Suñer, Xavier Nogués y Joaquim Torres-García.

Una pintura muy destacada de la primera época de Salvador Dalí completa las colecciones correspondientes a este periodo, sirviendo al mismo tiempo de pórtico a los magníficos conjuntos de escultura de vanguardia de Pau Gargallo y Juli González, con los que se cierra la exposición permanente.